jueves, 17 de noviembre de 2016

Indexación y SEO, dos caras de la misma moneda

La indexación es un factor fundamental en toda página web, al que a menudo no se otorga la importancia que tiene. Tal vez, si digo que la indexación es clave también en el SEO o posicionamiento en buscadores, empezaremos a prestarle la debida atención. Y es que ambas facetas son totalmente complementarias. La indexación, además, determina también la forma en que el público conocerá nuestro sitio. En esta entrada daremos algunas claves de interés sobre el tema.


Arañas web, los famosos googlebots que rastrean internet en busca de nuevos contenidos.


Para ello voy a basarme en mi experiencia personal, así como en los consejos de algún experto veterano. Pero primero convendrá una definición. ¿Qué es eso de la indexación? Tal y como se informa en la Wikipedia, dicho término alude a los métodos que podemos seguir para incluir un sitio web en un índice de internet. Para entendernos: hacer que nuestra página aparezca en Google. Y en los demás buscadores, por supuesto.


Es importante esta definición, pues muchas personas ignoran que no basta con poner una página web en internet para que ésta aparezca por sí sola en los buscadores. De hecho, si abrimos un blog nuevo o subimos una página HTML a nuestro servidor, por supuesto podremos acceder a ella a través de internet si conocemos su URL (dirección) y la ponemos en el navegador, pero hasta aquí llegaremos. Nadie más podrá encontrarla, a no ser que conozca también la dirección o le pasemos un enlace.


Esto es debido a que los buscadores -y me refiero siempre a Google en primer y destacado lugar- sencillamente no sabrán que existe. La página estará en internet, por supuesto, y podremos acceder a ella desde cualquier lugar del mundo con conexión, pero los buscadores en cambio no tendrán acceso. Sólo conocerán su existencia si un enlace en algún sitio ya indexado les lleva allí.


Los buscadores tienen una cosa que se llama “arañas web” (el famoso googlebot), que recorren internet de enlace en enlace, catalogando todas las páginas. Dichas arañas son también las encargadas de incluir en los índices (indexar) las nuevas webs que aparecen. Así pues, estas arañas solo llegarán hasta nuestro nuevo sitio si algún enlace las lleva hasta él. Internet es en definitiva como una telaraña, siendo las páginas los nudos de la red, y los enlaces los hilos entre ellos (de ahí su nombre de World Wide Web, las famosas tres “www”, traducido sería “gran telaraña mundial”).


Cómo indexar un sitio lo más rápido posible.


Así pues, mi primer consejo para indexar rápidamente un sitio es conectarlo desde otras ubicaciones. Si tenemos otras páginas de temática relacionada, especialmente. O desde nuestros perfiles en las redes sociales. También podemos publicar una noticia en nuestro blog, que informe de la aparición del nuevo sitio (por supuesto con enlace al mismo). Esta es la estrategia principal.


Adicionalmente, también podemos usar las Herramientas para webmasters de Google. Hay un apartado para informar al buscador sobre nuevos sitios nuestros.


Solicitar indexacion desde las Herramientas para webmasters de Google.


Pero existen muchas más estrategias, que si se optimizan pueden conseguir incluso que nuestro sitio aparezca en Google pocas horas después de ser creado. Vamos a aportar algunos tips en este sentido, siguiendo para ello al gran experto Neil Patel -una vez más recurrimos a este gurú, autor de una información siempre excelente-.


En líneas generales, los expertos como Patel hablan de hasta 11 procedimientos diferentes, que por supuesto convendrá hacer todos. Son básicamente los siguientes:

  1. Entender cómo funcionan los motores de búsqueda. Esto ya lo he explicado, es lo de las “arañas web” y la importancia de los enlaces que llevan hasta el nuevo sitio.
  2. Añadir un blog al sitio, pues se indexa mucho mejor debido a su mecánica técnica interna (se puede usar el feed como sitemap y otras cosas que se desglosan en los puntos siguientes).
  3. Usar un archivo robots.txt. También es muy útil, a la par que un poco complicado. Muy técnico. Pero en efecto bastante necesario según mi experiencia.
  4. Crear una estrategia de contenido. Esto hará que el buscador nos clasifique con mayor facilidad en una temática concreta.
  5. Crear y enviar un “mapa del sitio” o sitemap. Esto es parecido a lo del archivo robots.txt, algo muy técnico. Pero igualmente acelera muchísimo la indexación. Si se trata de un blog podemos usar el feed como sitemap, lo cual es buenísimo para la indexación (y por ende para el posicionamiento de los artículos). Más adelante daré un tip para ello, así como algún enlace que puede ser útil.
  6. Instalar Google Analytics. No sólo para ti mismo (ver tus estadísticas, etc), también para dar una señal a Google sobre el nuevo sitio.
  7. Enviar tu nueva URL a los motores de búsqueda. Es lo que mencioné antes de usar las Herramientas para webmasters de Google, aunque algunos expertos como Patel comentan que por lo visto hay controversia en esto (por mi parte yo siempre he enviado la URL de todos mis nuevos sitios, y sin problema, no entiendo por qué ha de tener polémica esto si el propio Google incluye una herramienta para eso precisamente, como se puede ver en la imagen y también en el enlace anteriores). En cuanto a otros buscadores, también podemos enviar la URL de nuestro nuevo sitio a Yahoo y a Bing.
  8. Perfiles en redes sociales. Ya lo comenté, esto consiste en añadir enlaces al nuevo sitio en todos nuestros perfiles.
  9. Compartir enlaces al nuevo sitio web. Por supuesto conviene también compartirlos en nuestras actualizaciones de estado, etc.
  10. Configurar el RSS Feed. Ya hemos hablado de eso en este blog. El Feed de noticias también es un poco complicado a nivel técnico, pero es realmente bueno para indexar artículos de un blog. Funciona como un sitemap, informando de cada post nuevo que publiquemos. Así pues no solo sirve para que nos lean, su función indexadora es potentísima. Pero para ello tendremos que realizar algunas acciones, que pueden variar según la plataforma. Más adelante explicaré un poco cómo enviar el feed como sitemap para el caso de Blogger (en otros CMS como por ejemplo WordPress lo mejor será valernos de algún plugin, siendo habitualmente recomendado el de SEO By Yoast, que incluye dicha funcionalidad).
  11. Incluir nuestra web en directorios. Este último paso es como una indexación manual, por así decirlo. Iremos incluyendo nuestra web en diversos directorios, todos los que conozcamos (nota mental: en el futuro tengo que hacer una entrada recopilando un buen puñado de directorios de calidad, de momento me vienen a la cabeza Dmoz.org y por supuesto el de Yahoo, que es una pena que ya no exista, aunque al menos podemos seguir enviando sitios para su indexación como vimos antes).

Y básicamente estos son, en líneas generales, los 11 procedimientos de los que hablan extensamente los expertos. Por mi parte los suscribo todos.


La gran sinergia Indexación-SEO.


Como ya comenté inicialmente, la indexación es clave para el SEO, y viceversa. Ambos están estrechamente relacionados. En mi opinión, son básicamente la misma cosa. ¿Por qué? Pues porque como hemos dicho los enlaces que llevan hasta nosotros son claves para la indexación, y de igual forma son vitales para el SEO. Cuantos más enlaces lleven hasta una web, más rápido llegarán las arañas, y más subirá su posición en Google. Todo a la vez.


Es la lógica de la World Wide Web, la “gran telaraña mundial”. Cuantas más cuerdas (enlaces) llegan a un nudo de la misma (página web), más engordará dicho nudo. El buscador lo identifica al instante como un sitio importante, y lo posiciona en consecuencia. El número de enlaces entrantes es un factor muy importante para el SEO, de forma que la estrategia de Linkbuilding (construcción de enlaces) es vital.


No lo digo yo solo, es una comidilla habitual en sitios especializados precisamente en Linkbuilding y otras técnicas avanzadas, como el blog elempresaurio y muchos otros. Dichas técnicas coinciden casi siempre con la propia estrategia de indexación: dar de alta la web en directorios, compartir enlaces a la misma, poner enlaces en nuestros perfiles, etc. En definitiva, siempre están los enlaces hacia nuestro sitio. ¿Son o no son dos caras de la misma moneda el SEO y la indexación?


Y no termina aquí la cosa, pues mediante el archivo robots.txt y el sitemap podremos decir al buscador qué paginas queremos indexar y cuáles no, lo que es vital para evitar el contenido duplicado. Ya hemos hablado sobre ello en ocasiones anteriores, por ejemplo para el caso de Blogger (recomiendo mucho el enlace anterior, también para usuarios de Wordpress o cualquier otra plataforma). El contenido duplicado puede dañarnos mortalmente a nivel de SEO, y también de indexación.


Enviando Feed como sitemap para blog de Blogger.


*Tip para usar feed como sitemap de un blog de Blogger: en la pestaña “Rastreo/Sitemaps” de las Herramientas para webmasters de Google, añadiremos

/atom.xml?redirect=false&start-index=1&max-results=100

Eso enviará al índice de forma automática las 100 primeras entradas, según las vayamos creando. Cuando superemos dicha cifra, añadiremos un nuevo sitemap:

/atom.xml?redirect=false&start-index=101&max-results=100

Y así. También podemos ir de 150 en 150, pero no más de eso. Esto está comprobado por mí para Blogger. Funcionamiento perfecto.


Así pues, si planificamos desde el principio una buena estrategia de indexación, podremos elegir exactamente qué páginas concretas aparecerán en las búsquedas, pudiendo determinar así la forma en que vamos a ser encontrados (además de evitar el mortal contenido duplicado).


Como digo, tener clara la estructura de indexación desde antes incluso de comenzar es fundamental. Todo desarrollador web que se precie ha de planificar dicha estructura, de forma paralela a la del SEO y en general de todo el sitio íntegramente. Para el caso de los blogs, esto implica planificar qué etiquetas (categorías) crearemos, páginas, etc. Además de todo lo mencionado aquí, esto exige conocimientos avanzados en cuanto a los ya mencionados sitemaps y archivo robots.txt, cuya consulta en internet recomiendo encarecidamente hacer (hay mucha información sobre el tema, incluso en este mismo blog).


Por lo demás, otra norma general que he aprendido consiste en que, todo lo bueno para el SEO, es bueno para la indexación, y viceversa. Así pues en realidad se trata de una única estrategia general, que hemos de aplicar desde el principio.

Artículos relacionados:

2 comentarios:

Padilla José dijo...

Genial tu artículo Santi, está muy bien para poder disipar las dudas que siempre te pueden generar este vocabulario digital. Palabras que sin ser lo mismo se asemejan bastante y puede dar pie a equívocos. Gracias por escribir un artículo aclarando las dudas.
Un abrazo Santi.

Santi Folch dijo...

Otro para ti José, muchas gracias por comentar. Por cierto, enhorabuena por tu blog, le he echado un vistazo y tiene bastante interés.