jueves, 22 de septiembre de 2016

Nuevas plataformas para complementar AdWords/AdSense

Es de sobra conocido que en el sector de la publicidad en línea hay un rey indiscutible: Google. No obstante, cada vez aparecen más compañías que intentan, sino hacerle la competencia al gigante norteamericano, sí al menos complementar los servicios que éste ofrece, tanto del lado del editor como del anunciante. En este artículo vamos a hacer un breve repaso por algunas de estas nuevas plataformas en lengua hispana, que conozco y he usado yo mismo personalmente. Son relativamente recientes, pero se nota que han llegado para intentar quedarse, trabajando con mucha dedicación e ilusión. En definitiva, se trata de buenas herramientas a nuestra disposición.



Introducción: qué servicios ofrecen las nuevas plataformas de publicidad digital. Diferencias respecto al servicio de Google.


Básicamente, con la herramienta Google AdWords cualquiera puede anunciar su empresa, servicio o producto en Internet, mientras que con Google AdSense cualquiera puede ofrecer espacios de su página web, blog o canal de YouTube, para que dichas personas muestren sus anuncios.


La tremenda ventaja competitiva de las herramientas de Google consiste en que su plataforma ofrece todo Internet, el mundo entero, a nuestra disposición. Para los editores (webmasters, bloggers y vídeobloggers), es indudable que se trata de la mejor opción, básicamente porque los pagos que ofrece son los mejores del mercado, con inmensa diferencia.


Dichos precios se calculan por un sistema de subasta, en la que el mejor postor será el que finalmente ponga su publicidad en nuestro sitio. Además de ello, también podremos estar tranquilos respecto al tipo de publicidad que aparecerá, pues podremos elegir sus temáticas, y además Google por su parte es extremadamente restrictivo y cuidadoso en cuanto a los anuncios que permite (nada que sea ilegal o no apto será mostrado en ningún caso).


Por el lado del anunciante ocurre otro tanto: los sitios habilitados para la publicación de anuncios son exhaustivamente revisados de forma continua por el gigante norteamericano. Jamás aparecerán en ningún sitio no apto, o con contenido inapropiado.


Bien, siendo todo esto cierto, también lo es que las nuevas compañías que se están dedicando a la compra-venta de espacios publicitarios en internet cada vez son más potentes y serias. Yo llevo ya bastante tiempo estudiando –y metido de lleno- en este sector, de forma que puedo atestiguarlo. Hace algunos años no existía ni de lejos nada que pudiera acercarse en cuanto a profesionalidad a Google AdWords y AdSense, pero eso está empezando a cambiar. En los últimos uno o dos años la seriedad de algunas nuevas compañías ya ha empezado a ser digna de consideración. Vamos a ver algunas de ellas aquí.


La pregunta lógicamente es: ¿son estas nuevas plataformas una alternativa real a los productos de Google para anunciantes y editores? ¿Pueden sustituir a AdWords y AdSense? Mi respuesta, rotunda, es que NO. Sería una irresponsabilidad no usar las herramientas de Google, dada su potencia, alcance y eficacia. No obstante también es cierto que las nuevas plataformas cada vez tienen más interés, y si no son una alternativa en términos absolutos, sí desde luego estamos ante buenos complementos. De esta forma, no será necesario elegir entre ellas y Google, pues ambas pueden complementarse bien y de forma eficiente (como veremos más adelante caso por caso).


A nivel general, la ventaja de usar adicionalmente estas plataformas consiste en la intermediación que realizan entre los anunciantes y los editores o bloggers. Son un medio de contacto directo entre ambos mundos. En definitiva, son "bolsas" de sitios web y canales disponibles para anunciarse, así como para publicar artículos de Marketing de contenidos, etc. También puede contactarse allí con buenos influencers (personas con canales o redes sociales con muchos seguidores), viendo previamente todos los datos de interés de dicha web o canal (visitas mensuales, usuarios únicos, temática, ranking, etc). Dichos datos son obtenidos de forma transparente y objetiva mediante Google Analytics, por cierto, al que el propietario del sitio concede acceso y permite su publicación en la plataforma. Es por tanto una información absolutamente veraz.



Pero volviendo a la cuestión planteada en este apartado, ¿qué servicios pueden contratarse en estas plataformas, que no puedan obtenerse directamente con los servicios de Google? Ya se han apuntado antes: redacción de posts –artículos- patrocinados, menciones en redes sociales por influencers, reseñas de productos por parte de youtubers, elaboración y publicación de infografías… Muchas cosas novedosas de cara a nuestras campañas de Marketing Digital. Como digo, básicamente son una forma de localizar y contactar con profesionales de la comunicación en Internet y propietarios de sitios.


Para dichos profesionales y editores digitales, por su parte, estas plataformas tienen interés de cara a que nos hagan de “comerciales”. Si nos aceptan, claro -igual que Google también son bastante selectivos, no admiten sitios ilegales por supuesto, ni de baja calidad en general-.


Consejos y buenas prácticas a la hora de usar estos servicios.


Antes de comentar una por una estas plataformas, recomiendo leer estos consejos previos que voy a dar. Son de interés para ambos lados, tanto para anunciantes como para editores. El primero y más importante es que se actue siempre con honestidad. Todo lo que publiquemos (o reseñemos, o incluso meramente citemos en cualquiera de nuestros canales) habrá de cumplir por tanto con varias condiciones: ser absolutamente veraz, de un tema relacionado con nuestra temática y, a la vez, ser útil e interesante para nuestra audiencia.


Ya he profundizado en estos aspectos éticos en el artículo "Post patrocinados, una herramienta más de linkbaiting". Como allí se comenta, un contenido patrocinado no debe diferir en calidad respecto a cualquier otra publicación, pues en caso contrario dañará nuestra credibilidad, y además se traducirá en un inevitable descenso en nuestro posicionamiento. Entraremos en una inercia negativa que es por otra parte muy lógica, pues los buscadores no quieren artículos llenos de enlaces pagados de baja calidad, que puedan alterar artificialmente el orden de los resultados (de hecho Google y el resto de buscadores no ofrecen artículos patrocinados entre sus servicios precisamente por esta razón). Así pues ojo a los que quieran hacer SEO "a lo bruto", el resultado será malo a la larga, sí o sí.


No obstante, siempre digo que publicar un contenido patrocinado en nuestro blog o red social no tiene por qué dañar nuestra imagen, credibilidad o posicionamiento, si se hace bien, naturalmente. Ello pasa por crear un contenido de verdadera calidad, de la misma manera que hacemos con las publicaciones no patrocinadas. Por tanto atendiendo siempre al Marketing de contenidos: información veraz y honesta, de interés para el público, relacionada con nuestra temática y sector. Sencillamente, en lugar de hablar sobre cualquier otra cosa lo haremos sobre el producto o servicio en cuestión, algo que por otra parte hacen todos los medios grandes cotidianamente (TV, prensa, radio, etc). Por supuesto, si intentan pedirnos "más de la cuenta", deberemos rechazar el trabajo inmediatamente. Los enlaces cuyo destino no creamos que merezcan respaldo, exigir siempre que sean con rel="nofollow". Si nos piden un publi-reportaje redactado por ellos (o con partes "de su cosecha"), habrá que hacerlo constar con algún rótulo que lo indique (se suele poner "post patrocinado", "contenido patrocinado" o algún aviso similar).


Tengamos en cuenta que ellos están contratando a profesionales serios -nosotros-, de canales de prestigio -los nuestros-, así pues actuemos como tales, ofreciendo un servicio serio. Todo esto no sólo es por ética y amor propio profesional, sino también para mantener nuestra credibilidad -el mayor activo que tenemos- y para no ser penalizados a la larga. Se dice que no hay nada más kármico que Internet, y yo comparto plenamente esta afirmación, a todos los niveles. La pura lógica conduce de las buenas prácticas al éxito (y lo contrario al olvido).


En definitiva, encuentro recomendable apuntarse a estas plataformas que ahora enumeraré, pero cuidado; hay que usarlas bien. Sólo aceptar (y ofrecer) trabajos y reseñas de carácter objetivo y honesto. Por supuesto se pueden -y deben- destacar las ventajas competitivas de un producto, pero sin engañar. De hecho, ese tipo de información será útil para las personas interesadas en ese tema o producto, por tanto si es veraz haremos bien en destacarla. El público agradecerá este esfuerzo informativo compartiendo nuestro artículo. Ello redundará en nuestro posicionamiento. Por lo demás, sería ilógico no usar estos equipos de personas que trabajan en estas plataformas, dedicadas a la intermediación entre anunciantes y editores. Es un claro “todos-ganamos”.


Sin más, concluida la necesaria introducción, vamos con la lista. Todas estas plataformas cuentan con versión en español o son directamente compañías hispanas, y como digo están todas comprobadas. Su negocio consiste en llevarse una pequeña comisión, por la labor de intermediación. Recomiendo guardar este artículo, pues a medida que surjan nuevas compañías de interés –siempre contrastadas por mí personalmente-, las iré añadiendo a la lista. También actualizaré la información de los servicios existentes (artículo actualizado a fecha 09/2017).


Principales plataformas de compra-venta de espacios publicitarios y post patrocinados en internet, en español y de calidad contrastada.


SeedingUp


SeedingUp – Digital Content Marketing

Es una de las principales compañías a nivel europeo, fundada en Alemania en 2005 y con sedes en Madrid, París, Londres y New York (plataformas en 5 idiomas y con usuarios de más de 180 países, según dicen).


En este caso se dedica sobre todo a la creación de Marketing de Contenidos, de forma que interesa sobre todo a bloggers e influencers por el lado de los editores. Es decir, se dedica principalmente a poner en contacto a anunciantes con personas que tengan actividad en internet ya sea con páginas, blogs, canales de YouTube o directamente en redes sociales, con muchos seguidores. No tiene anuncios convencionales tipo banners, así pues su actividad es totalmente complementaria con Adwords/AdSense. Retribuirán por realizar un contenido de calidad sobre la compañía o producto del anunciante, ya sea en un blog, video-blog, menciones en redes sociales, etc…


He trabajado alguna vez con ellos y son absolutamente serios en los pagos (y en todo lo demás). Para medios digitales también tienen interés, es uno de sus fuertes. De igual forma lo recomiendo para youtubers y videobloggers en general, es un apartado que también trabajan bastante, según parece. Por cierto, su interfaz es muy completa y desarrollada, aunque no difícil de usar. Muy cuidada y trabajada, me llamó la atención.


Siguen una práctica a la hora de pagar que me parece extraordinariamente acertada (debería ser imitada por todas las empresas del sector, hago desde aquí un llamamiento, sin duda redundaría en un mayor éxito para todos): en lugar de abonar el total de una sola vez, lo dividen entre 12 y lo van pagando mes a mes. De esta forma se aseguran de que la publicación esté online al menos un año completo. El blogger, por su parte, cobra desde el primer momento. Esto me parece mucho más justo y mejor que lo que hacen otras plataformas, consistente en exigir alcanzar una cantidad mínima para poder cobrar (habitualmente 50€). Dicha práctica lo que consigue es que el editor a menudo tarde muchos meses –e incluso años- en poder cobrar por su trabajo, lo cual es totalmente abusivo (por no decir que es una estafa), y desanima por completo. Luego comentaré más sobre eso en las plataformas que siguen esta directiva tan negativa. Es algo que a mí me ha hecho abandonar algunos de estos servicios.


Volviendo a SeedingUp, decir por tanto que es totalmente recomendable, pues no tiene una cifra mínima para el pago. Trabajo realizado, trabajo pagado, como es justo y debe ser (eso sí, fraccionado como ya he comentado). Es de interés para blogueros de todo tipo, incluyendo principiantes, aunque no nos engañemos: solo aquellos con canales y sitios que sean buenos y populares conseguirán trabajos de interés (o serán admitidos siquiera).



Publisuites


Publisuites – Marketplace de publicidad

En este caso se trata de una buena plataforma española, concretamente con sede manchega (de Ciudad Real). De reciente aparición, aunque llevan ya algunos años trabajando. No tiene anuncios de display (tipo banner), centrando su acción básicamente en el Marketing de Contenidos. Por tanto podremos darnos de alta para ofrecer (o comprar) servicios de redacción de post patrocinados y menciones en redes sociales exclusivamente. Concretamente, aceptan blogs relevantes (no abandonados o creados sólo para vender artículos), páginas de Facebook con más de 1000 seguidores, cuentas de Twitter igualmente con mínimo 1000 followers, y también redactores freelance para otros sitios (Instagram, YouTube y Linkedin de momento no).


Por lo demás su interfaz es sencilla, usable y clara, también muy fácil de usar. Trabajé alguna vez con ellos y me pagaron rápido y sin novedad, todo ok. Para agencias SEO y anunciantes en general es recomendable, pues sus precios pueden ser buenos. En el panel podremos ver todos los datos de los sitios disponibles (ofrecidos por Analytics). Para editores, tienen la gran ventaja de que pagan desde los 5€ acumulados (no hay que esperar por tanto a tener los abusivos 50 o 100 como en otros sitios). En general, es una plataforma muy recomendable.



ADPV


ADPV

Esta plataforma también es española, y muy buena además, de Bilbao concretamente. Opera básicamente a nivel nacional, ofreciendo todos los servicios: venta de espacios publicitarios en sitios web (versión PC y móvil), redacción de artículos patrocinados, menciones en redes sociales… Incluso tienen marketplace para prensa, radio y TV, así como BTL y publicidad exterior. Así pues, cuentan con sus propios banners (anuncios de empresas que podremos colocar en nuestra web). Muy similar por tanto a AdSense en cuanto a eso. Aunque, a diferencia del servicio de Google -que sigue siendo infinitamente superior-, podremos establecer el precio que queremos cobrar por la aparición de dicho banner (como antes comenté, en AdSense es una subasta). Así pues podría tener interés para vender espacios publicitarios en sitios de mucha calidad, pidiendo una alta suma por ello a ver si aparece algún comprador interesado, y mientras tanto seguimos con AdSense.


Es meritorio lo de esta plataforma, pues hay pocas así en español, que ofrezcan todos los servicios a anunciantes y editores, con incluso venta de espacios publicitarios. Eso sí, los anunciantes que tienen son como digo casi todos de España, así que solo recomiendo esta opción a personas con páginas orientadas sobre todo a dicho país.


Por lo demás, comentar que también he probado esta plataforma (les conozco desde hace años) y es muy fácil de usar e intuitiva, así como bastante próxima en cuanto al soporte técnico -vía email-, y también son serios en el pago (comprobado). Lo único malo es que hay que acumular los famosos 50€ para poder solicitar el cobro. Así pues tengo una importante recomendación que hacer: pedir directamente los 50€ por artículo. ¿Por qué? Para poder cobrar por trabajo realizado inmediatamente. En caso contrario puede -y suele- suceder que pasen muchos meses hasta que aparezca otro trabajo, y por tanto podamos alcanzar la cuantía para poder cobrar. Sobre todo si somos exigentes respecto a los trabajos que aceptamos -como debe ser, según se ha comentado muchas veces ya en este artículo-. Así pues, si nuestro sitio o canal no es grande/bien posicionado/con muchos seguidores no recomiendo usar esta plataforma, pues si no en un momento dado podemos hacer un artículo, y tardar luego meses y meses hasta que aparezca otro.


Ya digo, lo mejor es poner directamente 50 euros, si vamos a trabajar con esta plataforma. En realidad, no deberíamos cobrar mucho menos tampoco de todas formas (aprendamos a valorar nuestros sitios). Por mi parte puedo decir que he trabajado con ellos y me han pagado sin novedad, doy fe.


En cuanto a los soportes y espacios publicitarios, son fáciles de añadir, editar, fijar el precio… Los anunciantes pueden ver los datos del sitio ofrecidos por Analytics. Los editores pueden establecer anuncios alternativos de terceros cuando no haya disponibles (aunque no códigos de Google, como Adsense o Adexchange). A su vez, los anuncios pueden ser CPC o CPM (por clic o por cada mil impresiones del anuncio respectivamente), según elija el anunciante.



SpaceContent


Space Content

Plataforma hispano-alemana. Es una compañía joven, la más recientemente aparecida (fundada precisamente por un alemán y un español, en 2015).


En realidad, no le pongo ni enlace pues no la encuentro demasiado recomendable. Ofrece servicios -en teoría- tanto de redacción de post patrocinados como de menciones en redes sociales, e incluso también un servicio de compra-venta de espacios publicitarios (pudiendo los propietarios de sitios web establecer el tamaño del espacio, si son textos o banners gráficos, el precio diario recomendado y otras opciones). Por cierto, los anuncios son de tipo CPC (coste por clic, se paga/cobra el precio acordado cada vez que un internauta clica en el anuncio y visita la web del anunciante, igual que en los anuncios de Google).


Digo que todo esto es "en teoría", pues en la práctica no parece que se mueva mucho el panorama. No parecen tener muchos anunciantes, precisamente... Se les permite la contratación individual, por grupos temáticos de blogs y revistas en línea, anuncios giratorios… Así pues todo pintaba muy bien, pero como digo llevo siguiendo esta plataforma desde prácticamente su aparición hará un par de años y no parece consolidarse.


Si a esto le sumamos la -una vez más- gran pega de que también exige llegar a los 50€ para poder solicitar el pago, pues se convierte sin duda en un servicio poco recomendable para el editor. Dados los pocos anunciantes, lo normal es que se dilate mucho el tiempo hasta cobrar. A mí me pasó, hasta el punto de que he renunciado ya a cobrar incluso, después de ciertos desencuentros vía email con un responsable del sitio (si es que hay alguien más por allí).


Como consejo personal a todo el/la que se dé de alta en esta plataforma, que establezca directamente los famosos 50€ como precio mínimo, para así poder cobrar en caso de que aparezca algún trabajo. Por tanto si no tenemos un sitio o canal de éxito mejor ni intentarlo, y probar con alguna de las anteriores plataformas (sobre todo las dos primeras).


Para terminar este artículo otro consejo más, en este caso para todas estas plataformas como sector en general (que no dudo leerán este artículo muchas de ellas): recomiendo que sigan el camino de Publisuites, es decir, solo 5€ para poder solicitar el pago. O mejor todavía, el método de SeedingUp: no establecer cifra mínima, sencillamente fracciona el pago en 12 mensualidades. Si temen que después de cobrar el blogger borre el artículo, lo cual me parece bastante infundado -pues sin duda dicho blogger querrá seguir trabajando y hacer más posts-, con el fraccionamiento del pago se evita dicho problema. Desde luego, lo que no puede ser de ninguna manera es que el blogger esté incluso más de un año sin cobrar por un trabajo. Insisto compañeros/as blogueros, no acepten ningún trabajo por debajo de la cuantía mínima de pago de la plataforma, y a cambio ofrezcan -eso sí- una reseña de verdadera calidad, objetiva y útil, que redunde en beneficio de todos: del anunciante, del público... y del suyo mismo, en forma de credibilidad.

Artículos relacionados:

0 comentarios: