viernes, 15 de enero de 2016

Tributación fiscal de ingresos de AdSense en España

En esta entrada vamos a ver un tema que muchos bloggers, youtubers y webmasters en general no terminan de tener claro: ¿qué impuestos hay que pagar a Hacienda por los ingresos de AdSense? Pues aunque algunas personas no lo saben los bloggers (y video-bloggers) legalmente estamos obligados a declarar también dichos ingresos, y a tributar por ellos debidamente para evitar problemas con el fisco. Ya sean de AdSense o cualquier otra empresa del ramo -como las de CPA, conversión o afiliación-, si mostramos anuncios en nuestras páginas web o canales de YouTube, y recibimos pagos por ello, dichos cobros estarán sujetos a impuestos como el IVA, IRPF, etc… En definitiva, lo mismo que ocurre con cualquier otro ingreso recibido por una actividad comercial o profesional. En este artículo vamos a analizar este tema en detalle de cara a que podamos dormir todos un poco más tranquilos (aunque ya adelanto que el panorama legal es bastante complejo).


Imagen del artículo: una mano con una calculadora + logos. Créditos imagen de fondo: FreeImages.com/Irum Shahid.


Así pues, ¿qué impuestos tenemos que pagar los bloggers y youtubers? En primer lugar resumiré la información principal con la que debemos quedarnos: en teoría, como en cualquier otra actividad económica por cuenta propia, tendríamos que darnos de alta en la Seguridad Social (como autónomos) desde un principio, incluso si ganamos poco, aunque existen sentencias judiciales que dicen que no será necesario si cobramos menos del salario mínimo interprofesional (actualmente algo más de 655€ mensuales).


Después está el aspecto del IVA, que todos los autónomos tienen que recoger en sus facturas y luego pagar a Hacienda trimestralmente. En este caso, a diferencia de los servicios prestados por cualquier autónomo convencional, los ingresos de AdSense NO están sujetos al IVA, al estar realizando un servicio para una empresa de otro país, miembro de la UE (concretamente Google Ireland Ltd., filial de Google con sede en Irlanda). Por ahí podemos por tanto estar algo más tranquilos, no tendremos que pagar IVA por estos ingresos. No obstante, esto no quita que se deberán incluir de todas formas dichas ganancias en nuestra Declaración de la Renta de cada año (IRPF), así como rellenar otros formularios. Luego nos adentraremos en esto en detalle, de momento quedémonos con que no hay que pagar IVA.


Por otra parte, si hemos cobrado de una empresa con sede en España, entonces deberemos pagar el IVA trimestral de dichos ingresos. Como cualquier autónomo, por tanto con el famoso modelo 303 (por cierto, para el caso de TradeDoubler hay que decir que ésta es de Suecia, con lo que estamos en el mismo caso de AdSense -país de la UE-, aunque habría que mirar si el pago al final no procede de alguna filial española).


Lógicamente estamos hablando en líneas muy generales, pues legalmente se supone que hay que hacer muchas más cosas (sobre todo burocracia y rellenar formularios), como más adelante veremos en detalle. Pero antes volvamos al asunto de la cuota de autónomos.


La cuota de autónomo. ¿Hemos de darnos de alta?


En relación con el alta de autónomo, nuestra legislación es tan antigua y absurda que no prevee el caso de que se gane menos dinero del que hay que pagar a la Seguridad Social todos los meses (la cuota mínima es de unos 260 euros). Lo único que dice es que, si se “realiza de forma habitual, personal y directa una actividad económica a título lucrativo”, es decir, si no se trata de un trabajo puntual, es obligatorio legalmente darse de alta. De la cuantía de los ingresos no dice nada, aunque parezca increíble. Sin duda los políticos deberían actualizar esto lo antes posible, relacionar de alguna forma la cuota con los ingresos, pues se obliga a la práctica totalidad de los bloggers -así como a casi todos los propietarios de canales de YouTube- a trabajar fuera del sistema. Sin aportar nada a las arcas de la Seguridad Social pero también sin cotizar de cara a la jubilación ni aunque sea una hora por su trabajo. Y hay muchos, muchos bloggers.


Afortunadamente, y atención ahora a esto, como antes comenté existe una “norma no escrita”, de tipo digamos consuetudinario –que se aplica en la práctica aunque no figura en reglamento alguno- a la que podemos acogernos. Dicha “ley” oficiosa dice que no es obligatorio que nos demos de alta como autónomos en la Seguridad Social si nuestros ingresos no alcanzan el salario mínimo interprofesional (poco más de 655€ mensuales). Hay incluso algunas sentencias judiciales respaldando esto. Dicha jurisprudencia considera que ingresos inferiores a esta cantidad no pueden considerarse “trabajo habitual”. Sin duda con buen tino.


Pese a todo se trata de una práctica no oficial; hasta que no la cambien, la normativa pura y dura dice que estamos obligados en cualquier caso. No importa que estemos empezando, o que la monetización de AdSense sea para nosotros un simple complemento para nuestra actividad principal o medio de vida, un “dinerillo extra” digamos. Si nuestros anuncios y campañas nos generan, por ejemplo, 100 euros mensuales, según la normativa al ser una actividad mantenida en el tiempo (no un trabajo puntual) deberíamos darnos de alta y pagar los cerca de 300 euros cada mes (¡¡!!) a la Seguridad Social. Si no lo hacemos podemos ser sancionados, y lo de la “norma no escrita” tendremos que contárselo luego al juez (si es que llegamos a litigar, algo que por supuesto casi nadie hará). En definitiva, esperemos que los políticos cambien pronto la ley y toda esta actividad cada día mayor pueda regularizarse.


En el caso de que trabajemos por cuenta ajena (para cualquier empresa con un contrato de trabajo) y además generemos ingresos extra con un blog o canal de YouTube, nuevamente en teoría es obligatorio darse de alta como autónomo también, adicionalmente. Tendremos que estar dados de alta en ambas modalidades.


Así pues, sin duda la mejor situación administrativa en la que podemos encontrarnos de cara a ser blogger o youtuber es la de que ya seamos autónomos, por cualquier otra actividad, a la que sumaremos ésta. Hay que decir aquí que actualmente hay una buena “oferta” para darse de alta, empezaremos pagando sólo 50 euros al mes durante los primeros meses (es la famosa “tarifa plana” de los autónomos, sin duda una gran medida de cara a la reactivación económica, en la línea que deberían seguir los políticos para regularizar todo nuestro sector).


El IVA trimestral y el IRPF. ¿Hay que pagarlos?


Aunque existe cierta relajación en el tema del alta en la Seguridad Social, todos los expertos en fiscalidad coinciden en que el apartado del pago del IVA trimestral -si trabajamos con una empresa española-, así como la Declaración de la Renta (IRPF), son un asunto bien distinto. Estos impuestos habremos de pagarlos sí o sí. Pues, aunque todavía hay personas que no lo saben, la Seguridad Social es una cosa, y Hacienda (la que cobra el IVA y el IRPF), es otra bien diferente. Son dos administraciones distintas, cada una lleva lo suyo.


En este sentido, al igual que cuando compramos cualquier cosa en una tienda -que siempre lleva un recargo debido al IVA-, los trabajos y servicios que realizan los autónomos también deben llevar añadido su IVA correspondiente (21%). Este recargo se le cobra a los clientes, y luego el autónomo cada 3 meses debe reunirlo todo, hacer una declaración (el famoso impreso 303) y pagarlo a Hacienda. De alguna forma, los autónomos actúan como “recaudadores” del impuesto. Obligados, por supuesto.


En el caso que aquí nos ocupa, como hemos visto si nuestros ingresos son de AdSense no tendremos que pagar nada por el IVA. Es algo fantástico, pero no hagamos fiesta todavía, pues estos beneficios pagarán sus correspondientes impuestos en la declaración de la Renta (IRPF). ¿Pensaba alguien que eran Tax-free? No amigos, eso no existe. Así pues, ¿cómo tributamos de cara a Hacienda estas ganancias? A nivel burocrático, en teoría deberemos comunicar (declarar) dichas ganancias en muchos formularios diferentes. A continuación los vemos en detalle.


Lista completa con todos los formularios que deberíamos rellenar.

  • Para empezar, y más importante, es imprescindible hacerlo en nuestro Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF). En definitiva, en la Declaración de la Renta de toda la vida, la de cada año. Es el lugar en el que se informa sobre la renta o ingresos totales que hemos recibido, el momento en que se “ajustan cuentas” con el fisco por ese año en cuanto al IRPF. Mi recomendación es que siempre, sí o sí, se incluyan todos los ingresos recibidos en ella, por supuesto también los relativos a los ingresos publicitarios, que constan como apuntes bancarios y están totalmente registrados. La famosa “Renta” de toda la vida sigue siendo el formulario más importante de todos. Lo mejor es rellenarla con la ayuda del programa PADRE que se descarga desde la web de la AEAT, y presentarla después telemáticamente. Cada año el trámite es más sencillo y eficaz (no así rellenar el formulario, por supuesto, luego explicaré un poco eso).
  • Declaraciones trimestrales de IRPF (modelo 130). Es el mismo impuesto que hemos visto antes, solo que se trata de un adelanto, un “pago a cuenta” fraccionado de dicho IRPF anual. Corresponde al 20% de lo ingresado en el trimestre, y después en la declaración de Renta de ese año se “ajustan las cuentas” (sencillamente, si ya hemos pagado en el trimestre no habrá que hacerlo luego en la declaración anual, en la que incluso puede salirnos a devolver si hemos pagado mucho, por tanto es vital reflejar estos pagos en la misma). En teoría es obligatorio hacerlas, y las fechas para entregarlas son los primeros 20 días de abril, julio y octubre, y el mes de enero entero. En definitiva al principio de cada trimestre. En la práctica solo deberíamos preocuparnos por esto si ganamos mucho dinero (en mi opinión si es poco, menos de 1000-2000 euros por ejemplo, con ponerlos en la declaración de Renta del año debería ser suficiente, luego comentaré algo sobre esto).
  • Declaración y pago del IVA trimestral (modelo 303). Como ya hemos visto, si trabajas con empresas españolas hay que presentarlo para pagar el IVA cada 3 meses, en los mismos plazos que la declaración trimestral de IRPF (los primeros 20 días de cada trimestre, y en enero durante el mes entero). A nosotros nos corresponderá el Régimen General (el simplificado es para el sector agrario, pesca, etc..., y también para alquiler de viviendas). En este mismo mes se ha de presentar también el resumen anual (modelo 390), donde no hay que pagar nada, solo es un resumen informativo. Esta declaración -el modelo 390- se rellena descargando una aplicación parecida al programa PADRE de la Agencia Tributaria, donde sumaremos los 4 trimestres y nos asignaremos en Actividades profesionales sujetas al IAE, concretamente en Otros profesionales Industrias Manufac. Epígrafe IAE 399, Clave 2 (es el epígrafe en el que dicen en Hacienda que toca que nos inscribamos, como puede verse de nuevo el marco legal es antiquísimo y totalmente obsoleto, de hace 30 años, no existe un epígrafe para profesionales de internet, ni nada remotamente parecido, así que se asigna éste).

    Volviendo al modelo 303, el trimestral, aunque cobremos sólo de AdSense –y por tanto no estemos sujetos al IVA por ser una empresa de otro país de la UE-, en teoría habría que presentarlo también cada trimestre. Tendremos que hacer constar nuestros ingresos durante el periodo también aquí, aunque sea un formulario para pagar IVA, en el apartado Información Adicional, casilla 59 del mismo (“Entregas intracomunitarias de bienes y servicios”). Así pues aunque no haya que pagar nada por ello tendremos que informar sobre estos ingresos aquí.
    • Nota: algunos artículos sobre el tema, como el redactado por elabogadodigital.com -al que por cierto agradezco su útil información-, consideran que hay que hacerlo constar en la casilla 61, “Operaciones no sujetas o con inversión del sujeto pasivo que originan el derecho a deducción”. Yo encuentro que tiene más sentido reflejarlo en el apartado 59, estoy bastante seguro de que se trata de una errata por su parte.
    • Nota2: para terminar de complicar el tema, resulta que en la casilla 10 (de este mismo Modelo 303) aparece de nuevo el concepto "Adquisiciones intracomunitarias de bienes y servicios". Para ingresos bajos creo que lo mejor es no poner nada aquí y reflejarlo en la casilla 59, pues este apartado es para los que estén dados de alta en una cosa llamada ROI (Registro de Operadores Intracomunitarios). Esto por supuesto en teoría también es obligatorio, pero en la práctica deberemos tenerlo en cuenta sobre todo si empezamos a ganar dinero de verdad. Para todo lo relacionado con rellenar el modelo 303, recomiendo bastante consultar este artículo de modelo303.info. Ahí se aclara todo mucho mejor que en la propia web de la Agencia Tributaria (donde la verdad es que está todo pésimamente explicado).
  • Declaración recapitulativa de operaciones intracomunitarias (modelo 349). Como hemos visto, AdSense es una compañía de un país de la UE, de forma que no hay que pagar IVA. Los impuestos sobre estas ganancias los pagaremos directamente en las declaraciones de Renta (IRPF). No obstante se trata de una operación dentro de la Unión Europea, con lo que -teóricamente- habremos de hacer la declaración de “operaciones intracomunitarias” (modelo 349). Una vez más es una declaración sólo informativa, no de liquidación (de pago), igual que el 390 que vimos antes. Aquí se informa al fisco de los ingresos percibidos por servicios prestados a empresas comunitarias, presentándose este impreso una vez al año –en enero del año siguiente- declarando el total anual de todos los pagos percibidos por cada empresa comunitaria (AdSense, etc...). En realidad puede presentarse también mensualmente y cada trimestre, pero no es obligatorio a no ser que ganemos decenas de miles de euros. Para nosotros con la declaración anual valdrá, y para ello se descarga un programa (bastante lioso para variar) de la web de la AEAT. Lo rellenamos poniendo el NIF comunitario de Google (6388047V) sin el código de país (IE, es de Irlanda, el país se indica en otra casilla). Como nombre pondremos GOOGLE IRELAND, LTD, y de clave "S" (prestación de servicios).
  • Declaración anual de operaciones con terceras personas (modelo 347). Finalmente, cabe destacar una declaración muy interesante: la de “operaciones con terceros”. Se ha de rellenar cuando se han percibido más de 3000 euros anuales por parte de un cliente (o pagado a un proveedor). Así pues, si hemos cobrado en total durante el año más de 3000 euros por parte de AdSense, tendremos que presentarlo. El plazo de entrega es durante todo el mes de febrero.

Por si todo lo anterior fuera poco, también deberíamos darnos de alta en Hacienda mediante el formulario modelos 036 y 037 (censo de empresarios, es gratuito). No importa que ya sepan que existimos debido a todas las declaraciones anteriores, son cosas de la burocracia (por favor políticos, ¡simplifiquen todo esto!).


Publicidad
SeedingUp | Digital Content Marketing

Ingresos de AdSense en el Impuesto sobre la Renta, ¿qué casillas hay que rellenar?


Como ya hemos visto, hay dos impuestos: el IRPF y el IVA. El primero es por la renta ganada, y el otro por el “valor añadido” (es decir, un impuesto que se añade al coste de las cosas). El IVA no afecta a los ingresos recibidos de empresas extranjeras, pero en cualquier caso se trata de ganancias y por tanto son rentas sujetas a pagar IRPF.


Así pues, ¿cómo declaramos –y pagamos- por esos ingresos? Tal y como antes comenté lo mejor es descargar el programa PADRE, cuando empiecen las fechas de presentación de la Declaración de Renta de ese año. Tendremos que ir entonces al apartado Rendimientos de Actividades Económicas (la página puede variar, y la modalidad sería la de estimación directa, en definitiva la primera página relativa a las Actividades Económicas, no confundir con la de Rendimientos del Trabajo que es para los contratos laborales).


La clave sería 5 (Restantes actividades profesionales), y nuestro epígrafe el 399 (Otros profesionales industrias manufac.).


Los ingresos de AdSense habría que ponerlos en la casilla 93: Otros ingresos (incluidas subvenciones y otras transferencias). Pondremos aquí el total cobrado ese año. La casilla justamente anterior, la 92 (Ingresos de explotación), sería la que hay que usar para cobros recibidos de empresas –o cualquier cliente- de España, y es en definitiva la que usan todos los autónomos para declarar sus ingresos convencionales.


La mayoría de bloggers y youtubers verán que no tienen que pagar nada por sus cobros de AdSense, pues los primeros 2000 euros están exentos de tributar (más adelante, en el apartado de “reducciones” podrán ver aplicado el descuento automáticamente, y en la mayoría de los casos será por el total). Así pues no hay que tener miedo de informar al fisco sobre estas ganancias (que de todas formas conoce).


Si superamos los 2000 euros sí tendremos que empezar a pagar, y de hecho sería recomendable que en tal caso hagamos también las declaraciones trimestrales de IRPF.


En cuanto a los ingresos de la casilla 92 (los ingresos de explotación, es decir, los recibidos de empresas españolas y en general igual que cualquier autónomo), podremos reducirlos un poco más abajo, en el apartado Gastos fiscalmente deducibles (casilla 97, Consumos de explotación). Más adelante hablaremos sobre esto de los gastos deducibles, que en líneas generales son aquellos gastos necesarios para ejercer nuestra actividad.


Conclusión y consejos generales.


La cifra de 2000 euros (o los 3000 de la declaración de “operaciones con terceros” -modelo 347-) me parece muy interesante, pues fija de alguna forma una cuantía a partir de la cual resultamos relevantes para Hacienda. A partir de 3000 euros hemos de declarar dichos ingresos con un formulario concreto. Esto, sumado a las sentencias judiciales que dicen que si se gana menos del salario mínimo interprofesional la actividad no puede ser considerada “trabajo habitual”, dan buenas pistas de los entornos dinerarios en los que nos movemos. Es decir, en qué cuantías empezaremos a resultar dignos del tiempo de un funcionario de Hacienda para que nos inspeccione.


Lo cierto es que si ésta es su política de actuación, me parece más que bien, pues todo sería bastante lógico. Si empiezas a ganar dinero medio en serio tienes que empezar a pagar los debidos impuestos igualmente en serio. Si puedes permitírtelo, has de darte de alta en la Seguridad Social. Es lo honesto por todas las partes implicadas.


Así pues, mi consejo es que te des de alta como autónomo incluso antes de superar el salario mínimo interprofesional. Sé que es duro, pero si empezamos a acercarnos a los 500 euros/mes, deberíamos emplear más de la mitad de dicho dinero para pagar la cuota de la Seguridad Social. De lo contrario nos arriesgamos a sanción (recuerdo que lo de la “ley no escrita” no tiene ninguna validez legal como argumento de recurso, a no ser que vayamos a juicio, con todo lo que eso supone). No olvidemos la parte positiva: supondrá cotizar de cara a la jubilación, por un día completo además (la cotización equivale a un salario de unos 800-900 euros mensuales en este sentido).


En cuanto al pago de los impuestos (IVA e IRPF), ha de hacerse siempre, y desde el primer momento. Aunque no estemos dados de alta en la Seguridad Social como autónomos (recuerdo que Hacienda no tiene nada que ver con esto). Soy consciente de que los formularios a rellenar son muchos, ya lo hemos visto. Pero quedémonos con una idea: la Declaración de la Renta de cada año, la de toda la vida, es la más importante. Es el momento en que se ponen en limpio todas las cuentas de ese año. Así pues, si tenemos pocos ingresos y no queremos hacer todo ese “papeleo”, al menos sí deberíamos hacerlos constar en nuestra declaración anual de siempre. Digo esto pues, a fin de cuentas, lo que el fisco quiere es cobrar su parte correspondiente, lo demás es burocracia. Podemos ser sancionados si no cumplimos todos los trámites administrativos, por supuesto, pero a nivel legal lo más importante es pagar lo que a uno le corresponde ese año. Y si lo pagamos en una declaración trimestral o finalmente en la anual en el fondo lo que contará será que lo paguemos.


Ojo, no estoy diciendo que no haya que rellenar el resto de formularios, o adelantar el 20% de los ingresos en el IRPF trimestral. Sobre todo si empezamos a ganar dinero y superamos los citados 3000 euros anuales. De hecho, el Estado necesita el ingreso de esos adelantos trimestrales (así como el pago del IVA de los autónomos en idénticas fechas) para abonar el sueldo de los funcionarios y en general para funcionar, de ahí que vigile mucho esto. Pero, sea como sea, si al final pagamos en la declaración anual al menos no deberemos nada ese año, no estaremos acumulando cantidades de cara a una futura inspección (con sus correspondientes recargos).


Además, hay que tener en cuenta que, si estamos empezando y ganamos poco todavía, lo más probable es que finalmente no tengamos que pagar nada (o muy poco). Para el caso de AdSense como hemos visto no pagaremos IVA, sino que tributaremos por estos ingresos directamente en nuestras declaraciones de Renta. El mínimo personal -parte exenta de pagar IRPF al considerarse necesaria para la subsistencia- está fijado en algo más de 5.500 euros anuales. A partir de aquí empezamos a pagar impuestos. Así pues, las personas con menos ingresos es probable que no tengan que pagar, o la cifra sea muy baja. Para aquellos que tengan nómina, depósitos bancarios, etc... es muy probable que incluso con ganancias vía AdSense les salga igualmente a devolver, pues tanto las nóminas como los rendimientos bancarios tienen grandes retenciones de IRPF (dinero que se adelanta al fisco cada mes, en cada nómina) que lo compensarán. Sencillamente, Hacienda les devolverá un poco menos de dinero. Así pues no hay que tener miedo a declarar estos ingresos.


Como último consejo, sin nínguna duda lo mejor es hacer una entrega telemática de todos estos formularios directamente en la web de Hacienda (todos los enlaces de este artículo llevan directamente a las páginas concretas de presentación de cada uno). Si no lo tienes, sácate el certificado digital. Desde tu propio puesto de trabajo podrás presentar todo cómodamente, sin tener que perder el día entero en una cola como antiguamente. Con el certificado y un poco de práctica, la verdad es que lo harás rutinariamente, con mucha eficacia (por cierto, para estas gestiones sin duda y por experiencia propia lo mejor es usar el navegador Chrome, –siempre actualizado a la última versión-, pues Firefox no funciona demasiado bien con la Agencia Tributaria, y en cuanto a Internet Explorer se ha anunciado que dejará de actualizarse en enero de 2016, así que está en vías de desaparición).


Otros artículos con más información.

Para ampliar información sobre todo lo anterior, recomiendo bastante leer también los siguientes artículos (son muy claros y se entiende todo bien):

Hay algunos detalles en ellos que no he comentado yo aquí para no extenderme más. Son cositas muy específicas, pero conviene saberlas también para terminar de redondear el panorama legal actual. Así pues recomiendo su lectura.


Sobre los gastos fiscalmente deducibles.

Tanto de cara a rellenar el modelo 303, como en las declaraciones de IRPF, podremos deducir (restar) lo que a su vez hayamos pagado nosotros. Si es el 303 y por tanto estamos pagando el IVA, entonces podremos restar el IVA de las cosas que hayamos comprado nosotros en relación con nuestra actividad. En el caso del IRPF no hablamos de IVA, sino de cobros y pagos totales, pero igualmente también podremos deducir los gastos que hayamos tenido por nuestra actividad.


El tema de los gastos deducibles es complejísimo, daría lugar a otro artículo completo. Así pues recomiendo buscar información en internet. Básicamente, hay que quedarse con la idea de que, en una actividad como la nuestra –la venta de espacios publicitarios en nuestras páginas web y canales de YouTube- los gastos que podremos deducir son todos los relativos a material informático (hardware y software), así como los relativos a la línea de ADSL o lo que tengamos para conectarnos a internet. Por supuesto tendremos que tener una factura de todo lo que pongamos como deducción, y además a nuestro nombre (no sirve uno de nuestros padres o nuestra pareja).


En relación a la factura de telefonía, habitualmente unida a la de internet, existe cierta controversia. Según parece, algunas inspecciones han considerado que el teléfono no puede demostrarse que haya sido usado profesionalmente. Sea como sea, en nuestro caso es obvio que trabajamos para, en, con y mediante internet, de forma que yo no podría entender que me denegaran la deducción por mi línea de ADSL. En internet es fácil encontrar información sobre esta controversia de la que hablo. Los más precavidos podrían separar sus líneas de telefonía por un lado y de internet por otro, en dos contratos diferentes, aunque me parecería increíble que a un YouTuber, que usa su smartphone para infinidad de cosas en su trabajo, no le permitieran incluirlo en sus gastos deducibles (tanto la tarifa como el propio aparato).


En mi opinión, un youtuber de tipo gamer bien podría incluso poner su video-consola entre los gastos deducibles. A fin de cuentas la usa para trabajar (gana dinero con ella y paga sus correspondientes impuestos). En última instancia, incluso un juego usado para hacer un game-play en vídeo bien podría ser también un gasto deducible.


Por último, en relación con los gastos de luz y demás cosas “domésticas”, parece haber cierto acuerdo, aunque una vez más en forma de “ley no escrita” (con poca validez legal). Ha habido inspecciones muy estrictas que han dicho que para que la luz sea deducible, ha de ser con un contrato diferente al de la vivienda habitual. No obstante, algunas sentencias recientes van en la línea de que las personas que trabajan en su propia casa pueden deducir algunos gastos (como es lógico, a fin de cuentas los equipos informáticos usados para trabajar, aunque sea en casa, gastan mucha electricidad). Dichas informaciones hablan de que se ha calcular el porcentaje de metros cuadrados que ocupa nuestro despacho o “puesto de trabajo” casero. En definitiva, los metros de la habitación en la que trabajemos. Dicho porcentaje es el que podremos deducir de nuestra factura eléctrica.


Poniendo un ejemplo, si se trabaja en una habitación que ocupe el 20% de la vivienda, calcularemos el 20% de la factura y lo resultante lo podremos deducir. De hecho, el 20% es la cifra que algunos dan como “norma” general a usar. Es decir, que la quinta parte de dicho gasto sería deducible.


Para ampliar la información sobre estos temas recomiendo consultar:

Artículos relacionados:

18 comentarios:

José Antonio dijo...

Muy buen artículo, pero tengo una pregunta muy importante. Para simplificarlo, supongamos que solo cobro de Google Adsense, operación no sujeta al IVA. Entonces, al hacer el modelo 390, no se me aplicaría una prorrata del 0% y por lo tanto no podría deducirme el IVA que yo he pagado en mis gastos?

Santi Folch dijo...

Hola José Antonio, creo que no. Teniendo en cuenta que si solo cobras de AdSense no habrás pagado nada de IVA, lógicamente no creo que puedas deducir nada de dicho IVA, pues ha sido cero.

Al menos eso es lo que yo haría. ¡Un saludo!

Anónimo dijo...

Hola tengo una duda.
Estoy empezando en este mundo.
Si por ejemplo gano 3000 euros con AdSense al año, al hacer la declaración me devolverán todo o parte del irpf pagado en las declaraciones de irpf trimestrales?

Santi Folch dijo...

Hola anónimo, eso dependerá de lo que hayas ganado en total en el año.

Como he comentado en el artículo, el mínimo personal en España es de unos 5.500 euros, a partir de ahí es cuando se empieza a pagar impuestos. De esta forma, si sumando todos tus ingresos no llegas a 5.500 euros anuales, todo lo adelantado en el IRPF (ya sean nóminas, intereses de depósitos bancarios o también lo pagado en las declaraciones de IRPF trimestrales) se te devolverá.

A partir de los 5.500 se empieza a pagar impuestos. La cosa va por tramos: hasta los 12.500 euros, se paga el 19% (antes era el 20%, lo han bajado un punto). Así pues, suponiendo que hayas ganado 10.000 euros, lo que te tocará pagar al final es 10.000 menos el mínimo personal (5.500) igual a 4.500 euros. Eso es la base imponible. De eso te corresponderia el 19%, es decir, 855 euros. Puede parecer mucho pero es que muchas personas ni imaginan la cantidad de dinero que dejan de cobrar en cada nómina (llevan una gran retención de IRPF aplicada cada mes, en realidad ganan mucho más de lo que al final cobran en neto).

Además también se resta en la declaración de Renta lo pagado a la Seguridad Social (en las nóminas también se paga cada mes una buena cantidad de dinero a la Seguridad Social, y los autónomos pagan su cuota cada mes). Así pues estos 855 euros, que pueden parecer mucho, ya han sido pagados de sobra durante el año.

Si tienes pocos ingresos, sólo de AdSense y algún trabajito más, si no llegas a 5.500 en total te lo devolverán todo, como hemos visto. Si has ganado en total, pongamos, 6.000 euros te tocará pagar el 19% de 500, es decir 95 euros. Si ya los has pagado durante el año en las declaraciones trimestrales no tendrás que pagar nada más, lógicamente.

Al que le parezca mucho bienvenido al mundo de los impuestos, que muchos creen que no existen o que da igual que se suban, como dicen algunos partidos políticos. ¡Lo estamos pagando cada día, es la cuarta parte de lo que ganamos! Que se tenga en cuenta.

En cualquier caso, si estás ganando con estas actividades cerca de 10.000 euros, lo mejor es que te des de alta de autónomo, y sólo con esa cuota ya habrás pagado de sobra para que en la declaración de Renta esté compensado y no tengas que pagar nada. Además estarás cotizando. Son cifras de ingresos serias, aquí ya deberemos darnos de alta y entregar todos los formularios que cito en mi artículo.

Cualquier duda me dices. Un saludo!!

Anónimo dijo...

Muy buen artículo, yo tenía una duda, yo siempre aplazo los pagos hasta final de año porque gano poco, en 2014 cobre 100 euros, a finales de 2015 cobre 300 y ahora tengo en adsense 500 euros para cobrar, que hago en mi caso, merece la pena declarar eso?? cobro una vez al año y este año es la vez que más dinero tengo en adsense. Un saludo

Santi Folch dijo...

Hola, gracias por la pregunta, es muy pertinente. Desde luego que tienes que declarar esos 500 euros. Si no quieres hacer todos los formularios que en teoría hay que hacer -casi nadie los hace dado que ingresos son bajos-, SÍ al menos tienes que meterlos en la declaración de renta anual. La de toda la vida de cada año, vamos.

Puedes incluir dicha ganancia el apartado "RENDIMIENTOS DE ACTIVIDADES ECONÓMICAS DE ESTIMACIÓN DIRECTA" (página 5, aunque eso lo están cambiando continuamente). En definitiva en el apartado "Actividades económicas realizadas y rendimientos obtenidos". En el tipo de actividad la clave es 5, modalidad "Normal", epígrafe 399.

A continuación en "Ingresos íntegros", en la casilla 90 ("Ingresos de explotación") puedes poner los 500 euros.

Como he comentado en el artículo no debes temer hacer esto, pues el mínimo para empezar a pagar impuestos está por encima de los 5000 euros anuales (se considera el mínimo para la subsistencia y por tanto está exento de impuestos). Así pues si sólo has ganado esos 500 no tendrás que pagar nada.

Pero aún asi deberás hacer constar que los has ganado, pues aparecen de todas formas en tu banco como apunte bancario, y son un ingreso perfectamente comprobable por Hacienda. Desde luego dado que no has de pagar no interesarás mucho a Hacienda, pero así te libras de una posible multa por no informar.

Cuando hay que pagar (por ejemplo si tuvieras nómina y además esos 500 euros), entonces SÍ que resultarás de interés para Hacienda. Ellos quieren cobrar los impuestos correspondientes, por tanto cuánto más te toque pagar más recomendable es hacerlo.

Un saludo!!

Juan Zambrano - ArtZeda dijo...

Hola Santi. Excelente artículo, enhorabuena. Evidencia la enorme complejidad de iniciar una actividad económica en España -por pequeña que sea- cumpliendo con todos los parabienes y obligaciones legales. Ser trabajador autónomo en España es toda una odisea, no sólo por la propia actividad que se realice sino también por la cantidad de tiempo y/o dinero que has de invertir para cumplir con una normativa de autónomos a todas luces incompleta, absurda, ineficiente, y que más que ayudar limita o dificulta las iniciativas 'emprendedoras'. Hace alrededor de 5 años coincidíamos en apoyar los puntos de vista de Frans Bakker en su artículo "Los autónomos, un colectivo fundamental para solucionar el paro" http://jfbakker.blogspot.com.es/2011/04/las-empresas-los-autonomos-y-como-salir.html pero parece que para legisladores y gobiernos no ha habido tiempo suficiente para reaccionar y crear un marco normativo sencillo y coherente para el trabajo por cuenta propia de los autónomos. En mi humilde opinión, no debemos dejar de preguntar y de reclamar respuestas a nuestros representantes políticos, aquellos que sean, sobre este asunto crucial para nuestra "sociedad del desempleo estructural". Es sencillo: si funciona en otros paises de la UE con quienes pretendemos homologarnos ¿por qué en España no tenemos una normativa de autónomos equiparable a la de Francia, Holanda, Reino Unido, Alemania, etc.? Un cordial saludo.

Santi Folch dijo...

Hola Juan, totalmente de acuerdo contigo en todo. Me uno a tu reclamación para los políticos, hace falta simplificar todo el trámite, no hay ninguna duda.

De todas formas, y como ya indico en el artículo, una cosa es la burocracia y otra muy diferente lo que se tiene que pagar en concepto de impuestos. Lo más importante es claramente lo segundo, pagar al fisco lo que toca cada año en función de los ingresos que se tengan. En última instancia todo el "tinglado" no tiene otro objetivo que ese, que cada uno pague lo que debe por lo ganado en el año, lo demás es papeleo. Si no se paga se irá acumulando... Lo cual es algo muy malo a la larga.

Un saludo, felicidades por tu página y gracias por tu comentario Juan.

Ricardo dijo...

Hola Santi,

Me ha llegado hoy (15-6-16) la siguiente carta de Hacienda:

Estimado contribuyente:

[...] Usted ha percibido cantidades por publicidad alojada en páginas web, durante los años 2010 y 2014.

[de acuerdo a normativa...] debe tributar como rendimiento de una actividad económica.

Le recordamos que si no ha declarado dichos rendimientos debe hacerlo presentado la declaración del IRPF o la declaración complementaria de los ejercicios que haya percibido.
___
Todo un susto!!

Tengo varias preguntas.
Hace años que no percibo ingresos por publicidad, Hacienda podría decirme exactamente qué me reclama o lo tengo que saber yo sí o sí?

Me reclaman desde el 2010, no han caducado los períodos hasta el 2012 por haber pasado 4 años?

Tengo que hacer una complementaria de IRPF y otra de IVA por año o con una única me vale?

Me van a multar?

Yo creo que el ingreso de esas cifras lo hice, pero metiendo todo lo obtenido (50€ x año) en la misma casilla del IRPF del resto, veo en tu artículo que hablas de una casilla específica, supongo que no me creerán, verdad?

Muchas gracias, gran artículo, muy útil!!

Santi Folch dijo...

Hola Ricardo, pues la verdad es que deberías consultar en una gestoría, pues yo no soy un experto en temas fiscales, sencillamente un blogger más.

De todas formas según cuentas parece que sólo te piden que declares IRPF, no comentan nada de IVA. Además, tal y como explico en el artículo por ingresos de AdSense no hay que pagar IVA (si son de alguna empresa española sí).

Comentas que ya metiste junto al resto de ingresos, supongo que sumado sin más. Bien, en tal caso podrías demostrarlo, puedes explicar esto que me comentas a Hacienda, desglosando las cifras. Si es correcto ellos lo aceptarán. O sencillamente hacer una complementaria por todos esos ingresos (no hace falta una por año creo, yo lo pondría todo junto y listo).

No sé si habrá prescrito el plazo... Supongo que no. Aunque tampoco creo que te multen por una cifra tan baja. De todas formas lo que tienes que pagar por esos ingresos es muy poco, prácticamente será nada.

Menudo susto!! Es por estas cosas por lo que digo que siempre hay que declarar los ingresos, en su casilla correspondiente.

Mucho ánimo y gracias por comentar amigo. Interesante tu caso.

Ricardo dijo...

Gracias por tu pronta respuesta. Acabo de pedir cita y al llamar por teléfono me han pedido el número de referencia de la carta que me enviaron, al hacerlo me dijeron que tenían preparadas citas para la sección IRPF y para la sección Censo. Veo que tienen todo muy coordinado!

Al parecer es parte de una campaña, por lo que supongo que pronto habrá más gente en las redes comentando esto.

Te agradezco la respuesta tranquilizadora. Espero que no sea nada. :-)

Santi Folch dijo...

Claro que sí hombre, tranquilo, por 50 euros no te va a tocar pagar prácticamente nada, y dudo que te multen (sería muy fuerte).

Lo del censo será probablemente darte de alta en Hacienda, sencillamente. Es algo que cualquier autónomo o por cualquier actividad económica hay que hacer (modelos 36 y 37). Es gratis, sencillamente es para registrarte.

Un saludo!! Y sí, en efecto es probable que much@s más reciban notificaciones. Cada vez se vigilará más este sector, lo que espero que resulte para mejor (que los políticos se den cuenta de la existencia de nuevos sectores económicos y modernicen de una vez el marco regulativo, que es de los años 70-80).

Ricardo dijo...

Hola Ricardo,

Hoy he ido a Hacienda, te comento lo que me dijeron por si le sirve otra persona.

Primero me mandaron a la sección "censo", pero me dijeron que como ya no ejercía esa actividad (tener webs con publicidad) no hacía falta darme de alta en el IAE correspondiente.

Luego me mandaron a Renta, donde me dijeron que tenía que presentar una complementaria por cada año. La que me requieren del año 2011 prescribe el 6 de julio de 2016, por lo que no sé si esperarme.

La complementaria la tengo que presentar usando el programa PADRE de cada año, me dijeron que todos los PADRE vigentes están en la web para descargarse.

Cuando les pregunté si me iban a multar me dijeron que no lo podían confirmar ni desmentir.

Les comenté que lo que tenía que declarar eran unos 50€ dividido en 4 años, pero que no estaba seguro del todo que esas cantidades fueran 100% exactas, a lo que me contestaron que Hacienda lo iba a comparar internamente pero que no me podía ofrecer más datos, ellos los tienen pero no me los puede dar, que tenía que haber llevado una contabilidad más prolija.

También les dije que en esos 50€ dividos 4 ejercicios, algún año me iba a salir una complementaria de solo 2 o 3€ (fueron ingresos muy irreguares), me dijeron que daba igual, que tenía que hacerla.

Aclaro que yo no usaba Adsense sino Tradedoubler, una empresa con domicilio fiscal en Suecia. Y el problema ha estado en no rellenar la casilla correspondiente en la declaración, la de otros ingresos.

Gracias por tus respuestas, Saludos!

Santi Folch dijo...

Hola Ricardo, pues lo siento, menudo lío te espera amigo. Que nos sirva de lección a todos tu experiencia. Como señalo en el artículo, es importante declarar los ingresos pues apenas hay que pagar nada y, de no hacerlo, te puedes encontrar con el "follón" en que está Ricardo, que va a tener que buscar e instalar cada programa PADRE de cada año !!!¡¡¡

Mucho mejor declarar todo amigos. Como mínimo en la declaración de Renta de cada año. Y si la empresa es de España también hay que pagar el IVA.

Papi dijo...

A mí me llegó la carta la semana pasada. Me quedé extrañado puesto que siempre he tenido entendido que si no se llega a 3000 euros anuales son cantidades que hacienda no tiene en cuenta. En mi caso, de media, hablo de unos 100 euros mensuales entre 2011 y 2014. Con lo que no llego a esos 3000 euros. El tema está en la poca información que hay al respecto.

Es por esto que me gustaría saber qué hay que hacer exactamente. Recopilar la máxima información de pagos Adsense/Tradedoubler desde 2011 a 2014 y ya de paso las de 2015 para hacer también 2015, y hacer una complementaria? Qué plazos tengo para hacer este proceso????

Santi Folch dijo...

Hola Papi, te digo como a Ricardo, no soy experto en temas fiscales, solo otro blogger más, así que yo de ti consultaba en una gestoría.

O mejor todavía, directamente en Hacienda.

Yo en tu caso intentaría hacer solo una complementaria, y lo metería todo ahí. No te preocupes que ya verás que hay que pagar muy poco (a no ser que tengas ingresos por otras cosas y entres en otro tramo más alto).

Afortunadamente yo lo he declarado todo todos los años... Cómo me alegro de haberlo hecho!! Eso de los 3000 euros no está en ninguna parte o ley, como ya he comentado en el artículo. Es sencillamente una práctica, que por supuesto puede no aplicarse en cualquier momento, como te ha ocurrido a ti.

De todas formas Hacienda cada día trabaja mejor, lo que es algo muy bueno para el país. Compañeros bloggers, comuniquen a Hacienda todos sus ingresos, de la forma que hemos explicado en este artículo, aunque sean pocos euros.

Papi dijo...

Santi

En Hacienda me dijeron que hiciera las complementarias de cada año y ya está. Pero que la funcionaria que me atendió tampoco tenía mucha idea de qué era la carta. Tan sólo se guió por su instinto a la hora de leerla.
Haré también la de 2015 ya que estamos pero igualmente me gustaría saber si a partir del 30 de junio ya prescribe lo de 2011. No sé si podré hacerlas antes del día 30 de este mes por temas personales y por supuesto que lo haré a través de gestoría.

Si utilizara el programa PADRE, para ingresos de Adsense y Tradedoubler, qué casilla hay que rellenar?

Santi Folch dijo...

Hola Papi, estás igual que Ricardo (puedes leer su historia en los comentarios justo anteriores a nuestra conversación).

Él también ha tenido que hacer una complementaria por cada año, para lo que va a tener que descargar e instalar el programa PADRE de cada año.

Según cuenta, le han dicho que las de 2011 prescriben en julio de 2016 (este año). Así pues seguro que las de 2010 y anteriores ya están prescritas.

Respecto a qué casillas rellenar, tienes una información completa en este mismo artículo. Ve arriba del todo y leelo, aquí lo tienes todo. Un saludo y ánimo!!