viernes, 27 de junio de 2014

¿Se acabaron los intercambios de enlaces?

La vieja práctica, tan antigua como los propios blogs, de intercambiar enlaces con nuestros amigos puede que esté tocada a su fin. O, al menos, seriamente limitada. Esto es debido a la nueva política de Google al respecto, decidida a combatir el spam de una forma muy seria.



Me refiero a los típicos enlaces del blogroll, "páginas amigas" o cualquier otro nombre que le dé cada webmaster y blogger. En todos los casos se trata de lo mismo: en nuestro sidebar (o footer) es muy normal que pongamos un recuadro con enlaces a páginas de amigos, que a su vez nos enlazan a nosotros.


Bien, según la nueva política de Google respecto a los enlaces (os dejo link para que la consultéis por vuestra cuenta) esto no tiene necesariamente que ser algo negativo para vuestro posicionamiento, pero podría llegar a serlo. En las directrices se habla de "intercambios excesivos" (ver enlace anterior para leer el texto completo). De esta forma, entre otros ejemplos de lo que se denomina esquemas de enlaces está:


"El intercambio excesivo de enlaces ("enlaza con mi sitio y yo enlazaré con el tuyo") o de páginas de socios por el mero hecho de intercambiar enlaces"


Así pues esta política parece encaminada a que dichos intercambios no se conviertan en algo sistemático, profesionalizado, como de hecho lo son desde hace muchos años ya. La práctica habitual de intercambiar enlaces con páginas amigas de la misma temática (cosa que muchas personas piensan que es algo legítimo, incluido yo mismo hasta hace poco), o entre nuestras propias webs, deberá hacerse con cuidado. O incluso mejor dejar de hacerse por completo. El término "intercambio excesivo" es impreciso, pero se entiende que se refiere a que no se haga de forma sistemática.


Es decir, los blogs más profesionales deberán tener especial cuidado con esto. Los principiantes seguramente no, pues dado su poco conocimiento lo normal es que no incurran en el intercambio sistemático profesionalizado, tan habitual de unos años a esta parte entre los veteranos.


El propio Matt Cutts lo explica perfectamente en este vídeo. Todo se orienta a evitar el posicionamiento no natural de las páginas, forzado a través de técnicas SEO de linkbuilding. Con la vista siempre puesta en el usuario, se busca ofrecerle objetivamente los mejores contenidos arriba del todo en las búsquedas, aquellos que el público general reconoce e identifica como tales con el paso del tiempo. Lo mejor, más arriba. Es sencillo y totalmente lógico por parte de Google. Dejo a Cutts que lo explique (el vídeo tiene subtítulos en español):



Un poco de historia sobre los blogrolls y el linkbuilding.


Originalmente, cuando aparecieron los primeros blogs, era muy normal esto de poner enlaces hacia los sitios de tus amigos en el tuyo propio, creando así una suerte de "redes" de blogs. Algo más o menos inocente (no se sabía que afectaba al posicionamiento). Ahora bien, estos enlaces entrantes o backlinks son un factor SEO muy poderoso (refuerzan considerablemente nuestro posicionamiento), pues los enlaces en el sidebar de un blog aparecen en todas las páginas del mismo. Es decir, no significan un único enlace, sino tantos como páginas tenga dicho blog (pueden ser cientos fácilmente).


De esta forma, 4 ó 5 webmaster puestos de acuerdo podían subir "como la espuma" en poco tiempo, y parece que Google está decidida a combatirlo. Si participamos en los denominados esquemas de enlaces (redes de intercambios masivos, en definitiva) podrán tomar contra nuestro posicionamiento medidas manuales. Éstas a su vez son de dos tipos, según el tipo de enlaces que estemos recibiendo:

  1. Enlaces artificiales a tu sitio. Estos son los antes citados, los que proceden de intercambios masivos entre blogs, ya sean todos tuyos o con terceras personas implicadas. Si los tienes, Google podría pedirte que los eliminaras (o añadieras el atributo rel="nofollow" a los mismos).
  2. Enlaces artificiales "de impacto" a tu sitio. Son enlaces que recibes pero que tú no puedes eliminar por tu cuenta. Un ejemplo que se me ocurre son los backlinks que recibes de agregadores de noticias como bitacoras.com, meneame.net y similares. Últimamente he leído muchas noticias que hablan de la desautorización de dichos enlaces entrantes. En este caso no tendremos que hacer nada, Google por su cuenta dejará de transmitir pagerank a través de estos enlaces. Es decir, no contarán en absoluto para el posicionamiento.

En realidad todo esto tiene una única finalidad: luchar contra el spam. Contra el spam de enlaces, concretamente. Como antés comenté, a través de este tipo de prácticas de linkbuilding (construcción de enlaces), una página podría posicionarse muy arriba de forma enormemente rápida. El objetivo es que estén arriba los blogs que lo hayan logrado por sus propios méritos, de forma natural, al ser enlazados por el público debido al interés objetivo del contenido, no debido a las redes de intercambios entre webmasters.


Mis conclusiones.


Así pues, no puedo llegar a otras conclusiones más que éstas:

  • El linkbuilding, y concretamente la construcción de enlaces a través de intercambios masivos, está seriamente tocado. No podrá nunca abusarse de ello. De hecho, en mi opinión lo más recomendable es no realizar intercambios masivos. Si colocamos un enlace en el blogroll debería ser sin esperar nada a cambio, únicamente porque creemos que será de interés para nuestro público. Si queremos evitar el problema de ser considerados spammers de enlaces, el linkbuilding queda por tanto restringido a enlaces en post concretos (es decir, un único enlace), así como al habitual trabajo de dar de alta la web en directorios.
  • El contenido es el rey. El viejo dicho cobra más fuerza que nunca. La calidad será reconocida como tal por el público.
  • No se puede tener prisa. Consolidar una web entre el público de forma natural es algo que lleva su tiempo, como es lógico y bien sabido. No nos van a conocer de verdad de la noche a la mañana, durante mucho tiempo seremos "una web más".
  • Las redes sociales son clave. Últimamente se oye hablar mucho de esto, y tiene todo el sentido: una vez limitado el link-building, la única manera de ir "un poco más deprisa" que el ritmo natural es darnos a conocer activamente. De ahí la importancia de las redes sociales. De hecho, en un entorno tan competitivo son clave. No ya para acelerar las cosas, sino simplemente para existir, pues todos los demás webmaster las usan intensivamente. Siempre sin caer en el spam, por supuesto (difícil equilibrio entre paciencia-comunicación activa).
  • El SEO a muerto, Dios salve a los community managers. No hace mucho leí un artículo que decía que el SEO había muerto... Puede que tuviera bastante razón. Pero no vale cualquier community management, habrá de ser "de los buenos": paciente, tranquilo, no "spammero", que aporte calidad, cuide la comunidad, etc... Un trabajo full time y para profesionales, en definitiva.
  • Los comentarios spam también han muerto. Así como otras prácticas parecidas propias del link-building más agresivo y deshonesto. Antes que beneficiar seguramente harán lo contrario.
  • Cuidado con los agregadores de noticias. Aunque en este caso, dado que puede que sea el propio público quien nos incluya en dichas webs por su cuenta (posicionamiento legítimo y natural), no tendremos que hacer nada. El propio Google desautorizará los enlaces que considere spam, de forma manual. Es lo que se denomina "enlaces artificiales de impacto" (ver más arriba).

Artículos relacionados: