martes, 19 de enero de 2010

Vídeo FLV de internet: qué es y tutorial para convertir su formato

En el capítulo anterior de esta serie estudiamos diversas formas para descargar un vídeo de YouTube y verlo después en nuestro equipo. Nos encontramos entonces con que el formato de codificación de estos vídeos –denominado FLV o Flash Video- no es compatible con los reproductores estándar. En esta segunda entrega vamos por tanto a analizar el motivo por el que los sitios multimedia de internet –entre ellos el citado YouTube, Megavideo, MySpace, etc…- usan vídeo flash, así como formas para convertir estos archivos a otros formatos más usables y compatibles (tipo AVI, MPEG, WMV, etc…).


Algunos de los muchos sitios web que ofrecen vídeo en formato FLV

Con software libre y gratuito –como SUPER © o Free FLV Converter- podremos crear fácilmente vídeos AVI o MPEG a partir de un FLV de YouTube.


Creando un AVI o un MPEG podremos abrir tranquilamente los vídeos que descarguemos de internet en cualquier PC de sobremesa, o verlos sin problema en un reproductor ordinario de DVD. Por si esto fuera poco, al convertirlos podremos editarlos o aplicarles efectos de postproducción con software como VirtualDubMod, Adobe Premiere, etc..., que no soporta el formato FLV de Flash Video.

Para realizar este cambio de formato usaremos en todo momento software libre y gratuito, cuyo manejo explicaremos paso a paso a lo largo de este artículo.

Así pues empezaremos por ver qué es un vídeo FLV y por qué se ha convertido en el formato estándar de internet siendo tan incompatible con otras plataformas multimedia. La respuesta es sencilla: es capaz de comprimirse muchísimo, lo que es vital para su transferencia a través de la red. Veámoslo en profundidad:

Qué es un archivo FLV y cómo funciona.


FLV (Flash Video) es un formato de vídeo y audio pensado para ser transmitido por internet y reproducido en una página web. El gran tamaño de los archivos MPEG, WMV o incluso AVI (que suele ocupar la mitad de espacio que un MPEG) no resultaba conveniente para este fin, y de esa necesidad surgió el FLV.

Este formato es capaz de comprimirse muchísimo (siendo habitual que ocupe la mitad de un AVI) con lo que puede ser enviado a través de la red mucho más rápido que los demás. Asimismo ocupará menos espacio en el servidor que lo aloje (algo también vital). De esta forma el vídeo va llegando hasta nuestro equipo con velocidad suficiente para que la página web lo muestre de forma razonable.

Esta alta compresión supone inevitablemente una pérdida de calidad, por lo que estas películas suelen reproducirse en las páginas a tamaños pequeños. Esto es algo que se aprecia muy bien al maximizar el tamaño del vídeo (aunque el progreso en ancho de banda está permitiendo cada vez mayores calidades, como el HQ y HD, Alta Calidad y Alta Definición a 480X360 y 1280x720 respectivamente).

El formato FLV fue creado para Macromedia Flash (hoy en día Adobe Flash), y se reproduce en las páginas web mediante Adobe Flash Player, un plugin gratuito disponible para todos los navegadores web. La presencia de este software será necesaria para poder ver los vídeos presentes en páginas de contenido multimedia como YouTube (y muchísimas más, pues hoy en día es el estándar en uso para el vídeo en internet). Si no lo tienes puedes descargar Adobe Flash Player aquí. Es un programa pequeño y gratuito (y lo cierto es que absolutamente necesario hoy en día). Será el encargado de reproducir las películas FLV que lleguen a nuestro equipo desde las webs en las que estén presentes.

Generalmente el audio de una película FLV emplea el códec MP3 para la compresión. Debido a ello si descargamos un vídeo de este tipo y no disponemos de un reproductor de FLV sólo se reconocerá el sonido. Por ejemplo, si estamos en un entorno Windows, lo único que Windows Media Player mostrará será el sonido. El formato MP3 sí es extremadamente compatible a diferencia del FLV.

Para más información sobre estos temas recomendamos la web Proimagen7, especialmente su serie de artículos sobre formatos de vídeo, códecs, bitrate, etc… Son muy claros y explican perfectamente todo lo que hay que saber.

Cómo convertir o cambiar el formato de un archivo de vídeo FLV.


Para cambiar el formato de un vídeo lo que realmente haremos será recodificarlo. Esto es, crearemos uno nuevo (haremos una copia del original) recomprimiéndolo con codecs diferentes, que en este caso sí serán compatibles. Los reproductores ordinarios serán capaces de entender su cifrado y mostrar la película. Esto funcionará para convertir un archivo FLV, pero también para cualquier otro tipo de formato (AVI, MPEG, WMV, MP4, 3GP, etc…). Cualquiera de ellos puede ser recomprimido con codecs diferentes para crear archivos de otro tipo. El resultado es que un vídeo con un formato nos dará otro con el formato que queramos.

Existen muchos programas para hacer esto, pero en este artículo vamos a centrarnos en dos: Super © y Free FLV Converter. Ambas son aplicaciones informáticas libres y gratuitas que podremos descargarnos sin problema (incluiremos también aquí enlaces para ello), y las hemos elegido porque cada una a su manera hacen bastante bien su trabajo.

Super © es un conversor universal, un programa fantástico capaz de crear vídeos prácticamente de cualquier formato a partir de un original, mientras que Free FLV Converter sería una versión más específica para el FLV (para los que no quieran complicarse la vida). Vamos a hacer por tanto un tutorial comparativo analizando las posibilidades que nos ofrecen ambos programas.

Recodificar un archivo de vídeo con Super ©: tutorial para pasar de FLV a AVI y MPG.

Super © es un programa excelente. Se trata de un conversor universal, con capacidad para crear archivos de prácticamente cualquier formato que se nos ocurra o podamos necesitar. Es también capaz de reproducir y editar vídeos de diversas formas, así como de unir archivos diferentes, pero en este tutorial vamos a centrarnos en su faceta como conversor.

Además de Super © necesitaremos los codecs que éste usará para comprimir los nuevos vídeos con el formato elegido. Lo mejor para ello es descargar un pack que contenga muchos, como por ejemplo XP Codec Pack, uno de los más recomendados hoy en día por los usuarios (gratis y en español). Al instalar el pack podremos además reproducir vídeos en formatos poco habituales con Windows Media Player. Este paso es importante pues sin codecs Super © no funcionará.

Además del pack también conviene instalar el códec DivX o su alternativa gratuita Xvid (incluyo los vínculos más adelante). No están en el pack y vendrán muy bien para crear vídeos AVI. Los reproductores convencionales de DVD podrán leer ambos formatos sin problemas.

Pasemos pues al Super ©. Lo primero será descargar el programa, que es software libre y gratuito. Podéis descargar Super © desde aquí, pero cuidado al instalarlo porque conviene tener algunas cosas en cuenta. En un artículo anterior ya vimos como instalar Super © y configurarlo para crear vídeos AVI y MPEG desde un 3GP de móvil, así que no para no repetirnos sírvanse visitarlo para ver la parte relativa a la instalación del programa.

Una vez instalado pasaremos a configurarlo para crear un nuevo archivo de vídeo a partir de nuestro FLV descargado de internet. Todo lo que explicamos para el caso de los vídeos 3GP nos valdrá ahora también: la configuración de salida será la misma.

Pasos a seguir:
  1. Como siempre, asegurarnos de marcar la casilla superior izquierda para que aparezcan los formatos de salida.

    casilla convertir formatos del programa Super 
  2. Elegiremos el formato contenedor (AVI, MPG, WMV, MKV, MOV, 3GP, OGG, etc…) y la codificación (códec de compresión para el audio y el vídeo).

    Configuración de salida para AVI.- Para obtener un AVI elegiremos los codecs DivX y MP3 para el vídeo y audio respectivamente. DivX es un compresor de bastante calidad, pero pertenece a una empresa privada. Puedes descargar la última versión de DivX aquí si no la tienes ya en tu equipo, pero cuidado al instalarla, pues al ser de una empresa privada hay que estar pendientes. Elegid siempre la instalación personalizada. Además de ello será bueno cortar el acceso de DivX a internet con el cortafuegos. ¿Para qué tiene que conectarse a la red un compresor de vídeo?

    También podemos elegir el códec Xvid, que es de uso público (código abierto) y gratuito, para evitarnos estos problemas. Aporta igualmente bastante calidad. Xvid puede descargarse aquí en versiones para todas las plataformas.

    Configuración de salida para MPEG.- Para obtener un MPEG seleccionaremos MPG en Output Container (el formato contenedor de salida, en la primera pestaña), MPEG-II y MP3 como codecs de vídeo y audio, respectivamente. Así aseguraremos la máxima compatibilidad, pues son codecs prácticamente universales y harán además bien su trabajo.
  3. Cargaremos el vídeo FLV arrastrándolo directamente hasta la ventana del programa o desde la opción del menú “Add multimedia files” (Ctrl + A).
  4. Para iniciar la recodificación, pulsar el botón “Encode (Active Files)”. Asegurarnos de que la casilla correspondiente a nuestro vídeo está activada.

    Tal y como nos pasó cuando convertíamos archivos 3GP de nuestro móvil, en algunas versiones de Super el programa puede pedirnos en este momento un “Rendered File Optimizer”. Volveremos a seleccionar aquí la opción DIVX o XVID (según el formato elegido anteriormente). Para DivX lo mejor es marcar la primera opción para garantizar la compatibilidad.

    Optimizador de archivos renderizados de Super 
    Este menú sólo aparece para el AVI. Si elegimos un formato de salida MPG no se nos solicitará que elijamos ningún optimizador.
  5. Finalmente, al convertir FLV a AVI o MPEG surge una novedad. Antes de codificar nuestro vídeo nos recomendará cambiar la opción MEncoder (por defecto) por FFmpeg, advirtiéndonos de que MEncoder podría causar pérdidas de sincronización entre el audio y el vídeo.

    Aviso al codificar FLV con Super 
    Lo cierto es que he probado muchas veces ambas opciones y jamás he observado desincronización entre el audio y el vídeo al mantener MEncoder. Lo que sí he visto es que FFmpeg tiene una menor calidad para el audio. Así pues yo recomendaría ignorar este aviso y no cambiar. En cualquier caso vamos a conseguir nuestro vídeo de las dos maneras.

    Si clicamos en la opción “no” el proceso de codificación se iniciará automáticamente. En caso contrario se cambiará el encoder interno y habrá que pulsar de nuevo “Encode (Activa Files)” para iniciar el proceso. Con ello habremos terminado, y en un breve tiempo tendremos el nuevo vídeo con el formato que hayamos elegido.
Obtener vídeos AVI a partir de archivos FLV con Free FLV Converter: tutorial.

La segunda opción que vamos a ver es mucho más específica para el FLV. Frente a Super ©, un programa con el que podremos convertir un vídeo a cualquier formato que queramos, Free FLV Converter está bastante más limitado. Eso sí, desde luego es mucho más sencillo de usar. Cargar el archivo, darle a convertir y listo. Vamos a ver cómo hacerlo paso a paso de todas formas.

En primer lugar descargaremos e instalaremos Free FLV Converter. Es software libre y gratuito, con lo que podremos bajarlo sin problemas (ir a web del programa).

Cuidado al instalarlo pues si no desactivamos las casillas correspondientes nos instalará la clásica barra en el navegador (que casi nunca deseamos). Así que cuidado. Por lo demás la instalación no presenta ningún problema.

Cuando arranquemos el programa nos pedirá que elijamos idioma, y acto seguido se conectará a internet para ofrecernos más productos. En fin, es software gratuito y tienen que ganarse la vida, pero lo cierto es que es una molestia. Así pues cortaremos el acceso a internet a este programa con el firewall.

Free FLV Converter también sirve para descargar vídeos de sitios como YouTube y muchos otros (algunos incluso de contenido adulto), de forma que si cortamos su acceso a internet perderemos esta función. Bien, también puede monitorearse con el firewall cuando queremos que se conecte y cuando no. Desde luego el único momento en que debería conectarse es cuando descargue un vídeo FLV de internet.

En cualquier caso probando la citada función de descarga de vídeos encontré que no funcionaba demasiado bien, motivo por el cual no la incluí en el artículo anterior, que precisamente trataba sobre ese tema. Sin embargo como conversor es bastante bueno (de ahí que ahora estemos hablando de él), y un conversor no precisa conectarse a internet para nada.

Pasemos a ver como usarlo para crear vídeos a partir de un FLV.

Menú principal del programa Free FLV Converter 
No puede ser más sencillo. Sencillamente clicamos en “convertir desde FLV” y elegimos el archivo. Acto seguido aparecerá la consola para crear el nuevo vídeo:

Consola de FLV a AVI de Free FLV Converter 
El programa permite crear vídeos AVI, 3GP, MP4, MPEG2 (esto se refiere a MPG), WMV y algunas opciones más. Podremos elegir varios codecs para cada formato, así como incluso relaciones de tamaño y calidad. Después clicamos en “Convertir” y listo, tendremos nuestro nuevo vídeo sin ningún problema.

Realmente Free FLV Converter es un buen conversor, y por ello lo recomendamos desde aquí. Eso sí, al usarlo hay aceptar que intentará conectarse a internet y ofrecernos productos. Algo normal siendo software gratis (de hecho la mayoría de los programas de pago lo hacen también, y eso que en teoría ya han cobrado por su adquisición). Aunque si queremos realmente resultados de calidad óptima tendremos que usar Super ©.

Notas:
  • Cuidado que con Free FLV Converter el códec MPEG4 no parece funcionar para AVI. Para no tener problemas es mejor usar el códec DIVX5. Si precisamos de la codificación MPEG4 se puede hacer con Super ©, que creará el AVI sin problema.

Artículos relacionados: