martes, 3 de noviembre de 2009

Uso profesional de Internet (I): suscripción a blogs

La filosofía web 2.0 es una auténtica revolución en el campo de la comunicación actual. Muchos la conocen y explotan su increíble potencialidad a nivel profesional, mientras que otros simplemente usan el aspecto lúdico y social de la misma. Muchos más, finalmente, ni siquiera han oído hablar de ella. Esta serie de artículos está destinada a aquellos que, como yo mismo hace relativamente poco tiempo, no conocen todo lo que la segunda generación de internet puede ofrecerles a día de hoy. Tanto de cara a sus aficiones como en la faceta laboral.


Weblogs profesionales, ¿para qué sirven?


En pocas palabras, suscribiéndonos a blogs podremos crearnos un noticiario “a la carta” -compuesto sólo por los temas que nos interesen-, que recibiremos en nuestro equipo o dispositivo móvil en el mismo momento de su publicación. No me refiero sólo a información generalista –al estilo de los telediarios-, hablo también de información especializada (profesional, sectorial, etc…). La suscripción a los blogs es siempre libre y gratuita. Y lo mejor es que, si queremos, podemos convertirnos nosotros mismos en una de esas fuentes de información, gracias a plataformas como Blogger de Google o WordPress, entre otras. En cinco minutos y sin coste alguno podemos empezar a publicar artículos con todo tipo de contenido multimedia en Internet.


Esto para los negocios y compañías es verdaderamente muy interesante, pues les permite hablar de sus productos y aportar información de interés relacionada, de forma que dichos artículos aparecen en los buscadores y es una buena forma de atraer público y obtener visibilidad (es el famoso Marketing de contenidos, consistente en aportar información útil relacionada con nuestro producto o servicio).


Alguien podría preguntarse ahora: ¿Y quién escribe todos estos blogs? ¿Qué obtiene de ese trabajo? La pregunta es buena pues los blogs son, aunque pequeños, medios de comunicación en sí mismos. Como tales pueden y suelen tener intereses detrás de sus informaciones, siendo necesario contrastar lo que nos dicen.


Tipos de blogs de contenido profesional.


La realidad es que habitualmente –no siempre- existen estos intereses. Para empezar muchísimos blogs sectoriales están integrados en sitios de grandes compañías que buscan que el debate se desarrolle bajo su marca. Obtienen con ello presencia y prestigio de su imagen corporativa (así como analizar el feedback de los clientes). Para las pymes el Social Media y el Blogging son una excelente y muy barata forma de darse a conocer. Algunos ejemplos:

  • Una agencia de viajes puede dar mucho valor añadido y comunicar todo tipo de información a los suscriptores de su blog.
  • Una empresa de servicios web puede aportar a los usuarios que se suscriban (o simplemente visiten su blog) todo tipo de información sectorial y generar imagen de marca.

En el caso de las grandes multinacionales el uso de estas técnicas suele ser meramente informativo, prescindiéndose del feedback con el usuario. Sus blogs son auténticos gabinetes de prensa que emiten comunicados internos y recogen información sectorial.


Lo bueno es que estos weblogs corporativos suelen publicar informaciones muy útiles y de mucha calidad, pues persiguen ante todo el prestigio de marca. Una vez más, igual que en cualquier medio de comunicación tradicional, buscan mantener la credibilidad ante todo. La mayoría no se arriesgarán a perder a sus lectores con una burda mentira, y si lo hacen serán rápidamente descubiertos y denunciados por los profesionales de su sector (recordemos que internet es libre y publicar en él es gratis).


Bajando un poco en el tamaño de la compañía (o bastante), encontramos los blogs de las pequeñas y medianas empresas, así como de los negocios y comercios de todo tipo que podamos imaginar, así como autónomos y freelances. Estos blogs si mantienen conversaciones con el público, al que siempre han de cuidar muy bien –como es lógico-. A este nivel es donde aparece el Marketing de contenidos antes mencionado, que se concreta en la creación de piezas informativas llenas de información útil e interesante para el público. Es una forma ideal de conseguir la atención de personas que precisamente están buscando cosas relacionadas con dichos negocios, y que por tanto podrían adquirir dicho servicio o producto. El resultado es que Internet se llena de información de muy buena calidad, gracias a esto, y todos salen ganando. Así pues lo que se cuenta en dichas páginas suele ser totalmente verdadero (eso sí, siempre ojo con las estafas).


Además de estos blogs empresariales existe toda una nube de autores independientes que, ya sea para obtener ingresos por publicidad en sus webs o por simple afición, vuelcan su opinión y conocimiento libremente en la red. Ellos también buscan el prestigio, en este caso de su firma (igual que los periodistas tradicionales) para no perder a sus lectores. De esta forma, la búsqueda de la calidad informativa y la honestidad es lo normal en todos los blogs profesionales que aspiran a ser seguidos, sea cual sea su nivel.


Finalmente no podemos olvidar los blogs de índole académica, dedicados principalmente a la divulgación de información. Algunos no tienen afán de lucro y otros forman parte de cursos, masters, etc… En cualquier caso publican información de mucha calidad con acceso gratuito y posibilidad de suscripción. Es el caso de páginas como Thinkepi o Comunidad 2.0, entre muchas otras.


Ventajas de la Comunicación a través de medios digitales.


Una importante característica de esta forma de informarse es la inmediatez: tenemos los artículos a nuestra disposición en el mismo momento de su publicación. Gracias a los diversos blogs corporativos y profesionales ya no es necesario esperar al último número de nuestra revista sectorial impresa. Recibiremos la información directamente en nuestro equipo o incluso en nuestro dispositivo móvil.


Los artículos que se publican en los blogs pueden además incluir todo tipo de formatos y contenidos multimedia, concretándose sobre todo en forma de textos apoyados con imágenes y vídeos (aunque también es posible poner audios de sonido). Existen sin embargo muchos que distribuyen contenidos multimedia estrictamente audiovisuales (música, vídeos, etc…), lo que es conocido como podcasting.


Además de ello sitios como Flickr y similares, dedicados a la fotografía, también admiten suscripción. Podemos seguir a aquellos fotógrafos cuya obra nos interese, por ejemplo. Las posibilidades son prácticamente ilimitadas.


Bien, la pregunta ahora es: ¿cómo se hace para recibir estos materiales? Pasemos por tanto a la parte práctica de este artículo.


Cómo suscribirte a un blog.


Icono de Feed


Cuando veas este icono, o encuentres algún enlace en el que figuren las siglas RSS –generalmente verás las dos cosas juntas- significa que ese sitio dispone de fuentes web (feeds en inglés). Es decir, que publica información periódicamente y es posible suscribirte a él. Esto también es conocido como sindicación. Las siglas RSS se refieren al tipo de formato de la fuente web. Es el más popular junto al formato Atom (esto no nos afectará pues ambos están totalmente integrados).


Cuando hagas clic en el icono o enlace descrito se desplegará una lista preguntándote con qué agregador te quieres suscribir. Se trata de programas que recogen las feeds y te las muestran.


Todos son gratuitos y están disponibles tanto para descargártelos e instalarlos en tu equipo como para usarlos vía web, sin tener que instalar nada. En este último caso se les denomina agregadores web. Al hacer clic te llevarán a la página en la que podrás reunir tus canales de feeds (si no tienes cuenta podrás hacerte una en el momento). Después tendrás que visitarla cada vez que quieras ver tus noticias.


El paradigma de los agregadores web era Google Reader, el lector de feeds de Google, sin duda el servicio más usado de internet para este fin hace unos años. No obstante, el famoso buscador lo eliminó de su suite (una pena pues era un servicio verdaderamente útil). No obstante hay más opciones (FeedSpot, Feedly o FeedReader, por ejemplo) que son muy parecidos.


Sigamos con la parte práctica. Si haces clic en el vínculo Atom te saldrá esto:


Atom Feed


En el menú desplegable podrás elegir un agregador de escritorio (un programa instalado en tu equipo). Presentan la ventaja frente a los agregadores web de que te avisarán cuando haya un nuevo artículo (sale una ventanita emergente, al estilo de los clientes de mensajería o de correo electrónico). Además tendrás los artículos almacenados en tu equipo siempre a tu disposición. Aunque cada vez se ven menos programas de este tipo, lo más habitual está siendo la suscripción a agregadores web, a los que ingresaremos con un correo y contraseña.


Si queremos recibir nuestras noticias en un dispositivo móvil no habrá problema tampoco, pues dichos agregadores vía web disponen de versiones para móviles que nos permitirán hacerlo sin problema.


Y ya estará listo, después ya sólo nos quedará ir agregando los sitios que nos interesen. En poco tiempo estaremos al tanto de todo lo que esté pasando en nuestro ámbito profesional (y cualquier otro que añadamos, claro está).

Artículos relacionados:

3 comentarios:

Lucila dijo...

Hola estuve revisando tu blog y me parece muy interesante y entretenido, sobre todo que la información es detallada y precisa, espero que sigas posteando más temas para informarnos y comentar.
Saludos.

Guissella dijo...

Déjame felicitarte, que bueno que está tu blog los temas tienen la información exacta que me interesa, sigue posteando más sobre estos temas.
Felicitaciones.

Santi Folch dijo...

Muchas gracias a las dos. Seguiremos publicando todo tipo de informaciones sobre Comunicación Multimedia. Si os interesa algún tema o tenéis alguna pregunta no dudéis en ponerla y la veremos entre todos. Un saludo.